Principio de una larga colaboración con el director José María Morera: teatro clásico en Mérida; una inusual experiencia por todo el territorio español con el Centro Nacional de Iniciación del Niño y el Adolescente al Teatro (1981-1982); y una temporada de éxito en el Teatro Bellas Artes de Madrid, con CASA DE MUÑECAS (1983) como título emblemático.