En el 1992 de la Expo y las Olimpiadas, LA VERDAD SOSPECHOSA con la Compañía Nacional de Teatro Clásico y Pilar Miró.