Teatro

TERRA DE NINGÚ / TIERRA DE NADIE

TERRA DE NINGÚ / TIERRA DE NADIE

Título original:
No Man's Land
Autor:
Harold Pinter
Director:
Xavier Albertí
Personaje:
Hirst
Estreno:

El 17 de octubre de 2013, en Barcelona, en el Teatro Nacional de Cataluña (Sala Pequeña), en catalan (hasta el 24 de noviembre).

El 15 de enero de 2014, en Madrid, en el Matadero (Naves del Español), en castellano. (hasta el 2 de febrero)

Sobre el espectáculo

Producción:
Teatre Nacional de Catalunya
Traducción:
Joan Sellent
Escenografía:
Lluc Castells
Vesturario:
María Araujo
Iluminación:
David Bofarull
Caracterización:
Toni Santos
Intérpretes:

Josep Maria Pou (Hirst)
Lluís Homar (Spooner)
David Selvas (Briggs)
Ramón Pujol (Foster)


Sobre la obra

Por petición expresa del mismo Harold Pinter, fallecido en 2008, el funeral de este hombre imprescindible del teatro contemporáneo comenzó con la lectura de un fragmento de su obra maestra Tierra de nadie.

Dos antiguos amigos, que han olvidado todos los vínculos que los unían antes de la Segunda Guerra Mundial, se reencuentran en una noche cargada de alcohol, lo volverá a despertar las heridas de un pasado que necesita ser ordenado para no quedar condenado eternamente a una esterilidad insalvable. En este personal descenso a los infiernos contemporáneos, Pinter nos ofrece una de las reflexiones más lúcidas que el teatro ha dado recientemente sobre la función necesaria de la poesía en un mundo devastado que ya no puede permitirse creer en relatos simplificadores.

Si Dante toma Virgilio como guía para su monumental travesía poética, Harold Pinter se adentra en el particular descenso a los infiernos contemporáneos que es Tierra de nadie acompañado de la mano silenciosa de su admirado TS Eliot.


Sobre el autor

Harold Pinter UK, 1.930

Pinter nació el 10 de octubre de 1930 en Hackney, un barrio de obreros industriales del East End de Londres. Allí pasó su infancia y vio de cerca la violencia, que años después incorporó a sus piezas teatrales bajo distintas formas.

Hijo único de un sastre de ascendencia judía, a los 13 años rechazó la religión y a los 18 se negó a cumplir el servicio militar como "objetor de conciencia". En otras palabras: su conciencia no le permitía portar armas.

Estudió en la Real Academia de Arte Dramático de Londres y aunque se inició en la poesía, su interés se orientó hacia la dramaturgia. Entre 1951 y 1956 se fogueó como actor, participando en giras teatrales por Irlanda e Inglaterra interpretando obras de Shakespeare, bajo el seudónimo de David Baron. 

La obra literaria de Pinter incluye 29 piezas de teatro, 22 guiones, poemas y algunos ensayos. Tiempo atrás comunicó su renuncia al teatro para dedicarse a la poesía y al ensayo político. Aunque en realidad su obra teatral y cinematográfica siempre fue expresión de su pensamiento político.

Aunque en su obra procuró sintetizar el teatro del absurdo de Beckett y Ionesco con el de los "iracundos" ingleses, Pinter mantuvo sus ideas contestatarias de manera inclaudicable durante toda su vida: condenó el golpe de Estado que derrocó en Chile al presidente Salvador Allende; se opuso al gobierno de Margaret Thatcher; en 1996 rechazó el título de Caballero que le ofreció el gobierno británico, porque le parecía "sórdido"; criticó a Tony Blair por su actuación en la guerra de Irak, a la que calificó de "masacre premeditada", y definió a los Estados Unidos como un país "dirigido por una pandilla de delincuentes". También arremetió contra lo que denomina "la nueva dictadura de las élites empresarias". Desde hace algunos años integra el Comité para el Desarme Nuclear.

Pinter es autor de una obra dramática profunda, a veces virulenta y obsesiva, que hizo escuela y modificó parámetros de la puesta en escena. Fue un pragmático que en ocasiones se permitió jugar con lo trivial y lo absurdo.Desmontar las contradicciones que subyacen en las relaciones humanas e indagar en la naturaleza del poder y los peligros del fascismo cotidiano, fueron algunas de las preocupaciones que Pinter demostró en su obra teatral. También la traición entre hombres por causa de la mujer y la lucha entre el mundo exterior (el medio social) y el individuo.

Entre sus obras más recordadas cabe mencionar: La habitación (1957), El montaplatos (1957), La fiesta de cumpleaños (1958), El cuidador (1959), El amante (1963), Los enanos (1963), La vuelta al hogar (1965), Viejos tiempos (1971), Tierra de nadie (1982), Luz de luna (1994), Cenizas sobre cenizas (1996) y Celebración (1999).

A comienzos del mes de octubre del 2005 la Academia de Suecia le otorgó el premio Nobel de Literatura. Es el tercer dramaturgo galardonado en los últimos 36 años. Los anteriores fueron el irlandés Samuel Beckett y el italiano Dario Fo.

Falleció en Londres el 24 de Diciembre de 2.008

Web de Halord Pinter

Galería fotográfica


Críticas


Prensa / medios