En el mes de octubre de 1984 estrena EL DÚO DE LA AFRICANA en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Ese estreno es el  punto álgido de una temporada que había empezado con LAS MUJERES SABIAS de Molière y que siguió luego con AL DERECHO Y AL REVÉS (Noises Off). Su trabajo en el conjunto de esos tres títulos es reconocido con el PREMIO RICARDO CALVO (Premios Villa de Madrid 1984) al MEJOR ACTOR, que recibe de las manos del alcalde Enrique Tierno Galván.