Los años 82 y 83 son de mucho trabajo en televisión, sin dejar nunca la cita con la funció diaria en el teatro. Interviene en los habituales programas dramáticos grabados en Prado del Rey y en varias series de éxito como CERVANTES, LA MÁSCARA NEGRA y la que es el gran éxito de aquellos años, ANILLOS DE ORO, de Ana Diosdado, bajo la dirección de Pedro Masó.